CELEBRAR LA VIDA (Homenaje a Lily)

Hoy, 27 de julio de 2014, hace 5 años que te marchaste al Cielo. Hace 5 años que supimos de qué manera habías proyectado hacerlo. Ya sabíamos que te irías, lo sabíamos hacía un par de meses. Se lo habías anunciado a tu vete Iñigo, telepáticamente. Él ya me había preparado para el momento, diciéndome que estabas lista y que yo también debía estarlo. Sólo nos faltaba saber “cuándo” y “cómo” te irías. El “dónde” estaba destinado: Barcelona, la ciudad en la que habías sido una gladiadora canina, la ciudad en la que te re-inventaste, aunque sin nunca acabar de perder tus miedos. Sabíamos que escogerías Barcelona, porque tenías que ir hasta allí para, antes de partir, agradecer personalmente a Iñigo toda la ayuda que te había dado durante los dos años en que luchamos todos juntos por tu vida. Tenías, además, que despedirte de todos tus amigos.

  • O Clube da Tula

Lily durante la sesión fotográfica de su 14º y último cumpleaños, Covilhã, 13 de mayo de 2009

Hace 5 años que nos dijiste adiós, querida Lily; lo hiciste dulce y rápidamente. Parecía que no querías incomodar ni robarnos mucho tiempo con ese pasaje a lo inmaterial. Ni siquiera te hiciste un pipí encima, ni en el coche de Isabel, cuando tu cuerpito de galgo dejó de responder a tus órdenes. Hasta en eso fuiste considerada, aunque no era necesario, ese día lo habrías tenido todo permitido, querida amiga… Como todos los días que vivimos juntas.

Hace poco leí en Internet la noticia de una familia que realizó una fiesta para su perro, con comida especial y sesión de fotos incluida, justo antes de llevarlo al veterinario para ayudarlo a morir, tras una larga enfermedad (leer aquí, en inglés, o en español). Cuando leemos noticias así solemos tomarlas como hechos aislados, como inverosimilitudes que nunca nos podrían acontecer a nosotros… Pero tú y yo, querida Lily, tuvimos la suerte de vivir una magia semejante, aunque sin yo planificarla…

Un día antes, el 26 de julio de 2009, todos nuestros amigos de Barcelona nos organizaron una fiesta en un parque de árboles muy frondosos de Sabadell: el Parc de la Salut. Era nuestra fiesta de bienvenida, para celebrar nuestra visita a Barcelona tras habernos mudado a Portugal, 8 meses antes. Celebrábamos el volver a estar todos juntos, humanos, galgos y perros en general; celebrábamos nuestra vuelta a casa.

Lily, feliz durante su homenaje: Nébula y Pau ya te acompañan en el Cielo…

Aquello fue una verdadera fiesta. No recuerdo haber nunca pronunciado tantas veces tu nombre como aquel día. “Lily”, “Lily, ven aquí”, “Lily, deja eso”, “Lily, descansa un poco”, “Lily, no vayas tan lejos”, “Lily, Lily…” Estabas pletórica entre toda tu manada de 2 y 4 patas; era tu homenaje, lo sabías bien, y estabas decidida a sacarle todo el provecho posible…

Me sentí feliz al verte rejuvenecida, participativa, sorprendentemente interesada en observar maravillada, muy de cerca, con infinito respeto y mucha paciencia, el bebé pequeño que participaba en tu homenaje. Siempre habías tenido miedo de todo lo que fuera ruidoso, y ya sabemos que pocas cosas son más ruidosas que un bebé llorando. Les habías tenido pánico durante nuestros 3 años y pico juntas. Pero ese día… Ese día todo cambió, y aquel pánico que te había mantenido diariamente a más de 20 metros de todo niño que se moviera y emitiera sonido, se convirtió en un canto a la vida, en un amor a primera vista que no estabas dispuesta a dejar pasar. Junto a él, celebraste la vida…

Llegué a preguntarte en voz alta, y públicamente, si querías que tuviéramos uno, si ya estabas lista para compartir nuestra vida con un bebé… Pero no era por ahí que iban tus intenciones…

Sólo precisé un día para saber cuál había sido tu plan, el verdadero significado de aquella fiesta, el verdadero motivo de celebración que tenías con tus amigos galgos presentes en el picnic… Era un pacto vuestro, los humanos no teníamos que saberlo. Sabios y generosos como son los galgos, y los perros en general, nos dejaron divertirnos y pensar todo el rato que aquello era una fiesta de bienvenida. Pero vosotros lo teníais claro: si algo celebraban ese día, y por todo lo alto, era tu despedida, tu viaje al Cielo tras una vida de heroísmo y superación de obstáculos, de saber vivir el presente y en un estado de plena fe.

El 27 de julio, a eso de las 21 horas, lo vi todo claro… Vosotros habíais celebrado la vida, el re-nacimiento de tu alma a un estado diferente, otra vez sin materia, como habías permanecido antes de nacer a este mundo, el 13 de mayo de 1995. Habíais celebrado las alas que Dios te daba para volar junto a él y promoverte, así, de galgo retirado a ángel.

Vida y muerte… ¿Qué va primero? (una pregunta parecida a la clásica ¿qué es primero, el huevo o la gallina?, pero en versión trascendental).

¿Realmente nacemos para luego morir?

¿O lo que llamamos “vida” es un instante de “muerte”, para luego nacer a la “verdadera vida”?

Si esta vida es un instante antes de vivir toda una eternidad, ¿acaso no será que lo que llamamos vida es un paso previo a nuestro verdadero nacimiento?

Creo que ese fue el mensaje de tu partida…

No sé si llegaremos a encontrarnos otra vez en esta vida; quisiera pensar que sí, pero donde seguro nos reencontraremos es en tu Cielo, donde hoy celebras tu 5º cumpleaños, rodeada de tus grandes amigos… Y cuando llegue el día de nuestro reencuentro, espero que me estés esperando, con toda tu bondad y toda tu belleza de espíritu… Hasta que ese día llegue, seguiré dándote las buenas noches diariamente y agradeciéndote por ser uno de mis ángeles de la guarda, por haber dado sentido a mi vida, por haber sido mi compañera incondicional, por haberme enseñado tantas cosas, por haberme sostenido cuando caía y por haberme escogido para cumplir tu misión…

O Clube da Tula

Lily desde el Cielo, fotografía tomada y editada por Marc Portell (última foto a Lily)


Lily (13 de mayo de 1995/27 de julio de 2009): galga inglesa, ex atleta del Canódromo de Barcelona, experta en homeopatía y acupuntura canina, dominaba la telepatía y su fuerte era el mundo espiritual. Viciada en sesiones fotográficas y capaz de canjear diez platos de comida por un paseo en coche En su manada de galgos, al ser una de las más viejas, era una especie de matriarca a la que todos respetaban.


 

A todos los amigos que conocieron a Lily, a aquellos que no la conocieron personalmente pero tuvieron la paciencia infinita de escucharme contaros sus aventuras, sus trucos, sus vicios y virtudes, a todos los que no la conocieron pero saben de su existencia, os pido una cosa especial:

No dejéis vuestros comentarios apenas en el facebook, porque allí se pierden con el paso de los días.

Como éste es un día muy especial, me encantaría recibir vuestros comentarios aquí mismo, al pie de este homenaje, para que se sumen a él.

Así, cada vez que quiera podré volver a leerlos y no se perderán…

¿Me ayudan a construir este homenaje como Lily lo merece?

©Queda totalmente prohibida a reproducción total o parcial de los contenidos escritos y gráficos de este artículo, así como la traducción a otros idiomas, sin el permiso previo y expreso de sus autores.

14 thoughts on “CELEBRAR LA VIDA (Homenaje a Lily)

  1. Querida Candela, recuerdo este dia que nos reunimos en la Salut hacia 14 meses que Pau estaba con nosotros. Pau esta paseando y descansando con sus compañeros invisiblese pero que siguen entre los que les hemos amado. y duelen estos recuerdos. Los siguimos sintiendo…..no les vemos…y les lloramos. Un gran abrazo para vosotras.Candela y doña Tula

    1. Pues hoy Lily y Pau celebrarán juntos, querida Lidia… Ese día fue muy especial para todos… Tenemos que estar contentas por saber que ellos se acompañan y dan amor mutuamente. Estando juntos, serán invencibles en el Cielo…

  2. Bibiana y los pequeños, beben en el cuenco de Lili y cuando refresca su mantita azul cubre a alguno de ellos todos la disfrutan. Apesar de las ausencias la vida sigue……..con más o menos pesar. Un abrazo

    1. Pues créeme, querida Lidia, que hacer el testamento de Lily, y legar todas sus cositas a sus mejores amigos fue una excelente terapia en aquella altura… Y saber que esas cositas siguen siendo usadas, o cuando las veo en las fotos de sus amigos, continúa siendo igualmente terapéutico… El tiempo nos ayuda a sobrellevar las pérdidas con calma. Ten fe que también llegará tu momento… Un gran abrazo…

  3. Estoy emocionadisimo después de leer el relato de como se marchó tu amiga. Se perfectamente lo que se siente. Lo has descrito de una forma maravillosa y seguro que desde ese cielo que seguro que tiene que haber al que vayan de vuelta nuestros ángeles, hoy habrá una estrella que lícira más que las demás. La de tu lily

    1. Hola Toni, muchas gracias por tus palabras… Los que compartimos nuestras vidas con un perro sabemos que estos sentimientos son universales, da igual el lugar del planeta en el que te encuentres, o la lengua que hables. Si tu perro parte al Cielo, el dolor es el mismo para todos… Y sí, estoy segura de que hoy su luz brillará más que nunca y que en el Cielo habrá una “rave” de Lily y todos sus amigos para celebrar un año más allá por lo alto… Un fuerte abrazo.

  4. Lily siempre estará en nuestros corazones,acompañada por nuestros queridissimos perritos q ya no están,creo q Lily,Chantal,Tona,Pau y Nébula deben formar un grupo genial allí arriba,se hechan tanto de menos…

    1. Estoy segura de que hoy nadie dormirá en el Cielo, Alba, deben haber montado una mega-fiesta que durará varios días… Me alegra saber que todos ellos están allí juntos, haciendo de las suyas…

  5. Como bien dices hoy será otra gran fiesta y Lily volverá a ser la gran anfitriona. Al igual que lo fue en ese día tan especial en que nuestros cuatro (o tres) patas nos llevaron a celebrar un feliz adiós sin nosotros saberlo.
    Me alegro de haber inmortalizado ese momento con la fiesta ya apunto de finalizar y Lily y tu con las piernas entrelazadas fundidas en un abrazo disfrutabais relajadas de lo que había sido una gran tarde. De echo fue revisando en casa las fotos cuando se nos reveló ese corazón que de manera inconsciente formasteis, almas gemelas.

    Espero que esta noche corran libres sonriendo… y que esos larguiruchos recuerden que nuestra Tona no tiene las patas tan largas. Allá ellos si la pisan.
    Se os echa de menos…

    1. Querido Marc, sin saberlo realizaste una fotografía que se marcaría en mi corazón para siempre… Siempre digo que fue Lily quien te susurró al oído esa tarde para que hicieras una foto que me dejaría ver cómo me vería ella cuando estuviera en el Cielo… Y te estaré siempre agradecida por habérmelo mostrado. Tonita en el Cielo ya debe de haber ganado unas paritas de galgo, para estar a la altura de sus amigos!!!! Gracias muchas por tus bonitas palabras… Un abrazo muy fuerte y no te sorprendas si nos llega alguna multa de la policía celestial por la juerga que se monten estos niños esta noche en alguna nube!!!

  6. A la fiesta también se habrá unido Perdita (la galga de mi hermana) que nos dejó inesperadamente en junio. Imagínate cómo estamos…. Los lazos que creamos con ellos nunca se rompen. Felicidades Lily, Nébula y yo disfrutamos mucho ese día con vosotras y nunca lo olvidaremos.

    1. Ohhh, querida Emi… Cuánto lamento saber de la partida de Perdita… Llevaba tantos años con tu hermana y en tu familia… Espero que poco a poco podáis hacer el luto hasta que un día la herida cierre, aunque la cicatriz grande quede… Has visto tu foto con Lily y Nebu en el post???? Un gran abrazo…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *